Hola Bikkers! Os traemos una nueva entrada y esta vez relacionada directamente con lo que estamos estudiando: Ingeniería Multimedia. Hoy vamos a explicar las competencias profesionales, centrándonos sobretodo en nuestro sector. También estamos preparando otra entrada sobre el Perfil Profesional muy interesante.

¿Qué son las competencias profesionales?

Las competencias profesionales podríamos definirlas como las habilidades o aptitudes de las personas que hacen que puedan realizar un correctamente un trabajo.

Existen diversos tipos de competencias. Los empleadores siempre han valorado más las competencias técnicas, aunque las transversales están ganando fuerza y comienzan a ser un punto importante en la elección de unos trabajadores u otros.

A continuación, vamos a explicar más en profundidad los 3 tipos de competencias profesionales que existen.

Tipos de competencias

Hay varios tipos de competencias que te caracterizan y te hacen más o menos apto o adecuado para un puesto de trabajo. Es importante tener identificadas cuales son nuestras competencias y cuales son las competencias que se requieren para el empleo deseado, de forma que sabremos como de adecuados somos para ese empleo y cuantas posibilidades de conseguirlo tenemos.

Para esta entrada hemos separado las competencias profesionales en 3 tipos principales: de base, técnicas y transversales.

Las competencias de base son las que permiten el acceso a un trabajo, es decir, son los conocimientos básicos que se exigen  para cualquier trabajo. Algunos ejemplos Algunos ejemplos de estas competencias son el conocimiento y dominio de la lengua materna, el conocimiento de una lengua extranjera, competencias básicas en matemáticas, competencias básicas en el uso de las TIC o técnicas para la búsqueda de empleo, por ejemplo.

Las competencias técnicas hacen referencia a las competencias adquiridas después de haber realizado una formación específica y son específicas de un puesto de trabajo en concreto. Por ejemplo, una persona que se haya formado en cocina, tendría que haber adquirido unas competencias técnicas como el uso de los cuchillos, técnicas de cocción de los alimentos o organización de una cocina. Estas competencias son diferentes en cada profesión y normalmente se adquieren realizando una formación específica.

Las competencias transversales son todas aquellas habilidades y aptitudes que hacen que un trabajador desarrolle de forma eficaz su trabajo. Las competencias transversales sirven para desarrollar cualquier profesión y se han adquirido en diferentes contextos (laborales o no). Algunas competencias transversales son: trabajo en equipo, responsabilidad, iniciativa, relación interpersonal, disponibilidad para aprender, etc.

Competencias de un Ingeniero Multimedia

Entre las competencias básicas que debe reunir cualquier ingeniero multimedia se encuentran las siguientes:

  • Conocimientos en matemáticas y física.
  • Uso y programación de ordenadores, algoritmia y complejidad computacional.
  • Diseño e interconexión de sistemas informáticos (centralizados y distribuidos).
  • Conocimientos en diseño y expresión gráfica.
  • Conocer a rasgos generales el concepto de empresa.
  • Idiomas.

Según los 2 itinerarios de nuestra carrera, profundizamos y perfeccionamos más ciertas competencias. 

En el caso del itinerario de entretenimiento y videojuegos se profundiza en:

  • Gráficos avanzados (3D, 2D, renders, iluminación).
  • Diseño y uso de motores físicos de videojuegos.
  • Programación de IA.
  • Técnicas y tecnologías de VR.
  • Técnicas de sonorización, producción y edición de sonido y música.

Por otro lado, en el caso del itinerario de gestión de contenidos (nuestro caso) se profundiza en:

  • Lenguajes de desarrollo web.
  • Frameworks y modelos de desarrollo en entorno web.
  • Diseño y administración de BBDD.
  • Diseño de UI / UX
  • Diseño e implementación de sistemas multimedia E-learning.

Estas competencias son imprescindibles para cualquier empleo, y dependen más de la persona en sí que de la formación que ha adquirido.

  • Capacidad para afrontar y resolver problemas.
  • Capacidad para organizar el trabajo a realizar.
  • Capacidad de trabajar en equipo.
  • Autonomía para resolver problemas por uno mismo.
  • Facilidad para las relaciones profesionales y personales.
  • Tener iniciativa para proponer soluciones y mejoras.


0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *